POEMAS DEL CREPÚSCULO

A la vera del camino

Pararme a la vera del camino

y contemplar las cosas sencillas

que la rutina me ocultaba.

Escuchar a lo lejos el sonido

de cuantas palabras dije

en el silencio de un deseo.

Amar cuando aún queda fuego

lamiendo los huesos desnudos.

Mantener la llama encendida

mientras arde en la quietud del alma.

Enamorarme de la luz cambiante

cuando el horizonte se inflama

en el último deseo concedido.

Aprovechar el viento del atardecer

para aventar la hoguera derrotada.

Oh, silencio, que escondes la última palabra,

cuando casi todo se ha dicho,

deja que mi alma siga soñando en el crepúsculo.

Peñafermosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: