VOCES CAUTIVAS

Buscando la liberación a través de la poesía prometeica

El dolor del alma se manifiesta de muchas maneras.

Mi primer llanto brotó por el dolor de mi tierra,

una tierra que ha sido vendida al capitalismo,

una tierra dormida,

una tierra despierta.

Recuerdo mis botas de agua, cuando llovía.

Ya no llueve.

Ahora mueren las palabras en las orillas de mi tierra.

Antes llovía, ya no llueve.

Antes las medusas corrían por las playas

dejando una estela de ruidos impenetrables,

ahora mueren ahogadas por el petróleo.

¿Alguien puede acallar el dolor de mi corazón?

…No, porque nadie dice basta.

Nadie, sino la tierra, la tierra, la tierra…

SILVIA B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: