LA POESÍA PROMETEICA

LEÓN FELIPE se refiere al poeta prometeico como el poeta del fuego… y de la llama.

“El poeta es carne encendida… y la poesía es una llama sin tregua…”

¿Y si el hombre, no Dios, se llamase Jesucristo?…

¿Y si la sangre del hombre… fuese la sangre divina del sol…

la esencia luminosa de los astros?

¿Y si con su sangre el hombre pudiese salvar y redimir a los dioses?

Estoy preguntando… ¿No puedo yo preguntar?

¿No han arrojado sobre mi todas las sombras?…

Y ¿no puedo yo levantar todas las preguntas?

Y… ¿si hubiese dos clases de hombres?

Y… ¿si hubiese dos Españas, por ejemplo?

¿La España del poeta doméstico y retórico…

y la España del poeta prometeico, heroico y revolucionario?

¿La España de las formas que se desgastan

y la de las esencias eternas?

¿La de las formas que se mueren

 y la de las esencias que comienzan a organizarse de nuevo?

Y afirmo, ya no pregunto:

En la España de las formas desgastadas están los símbolos obliterados…

los ritos sin sentido…

los uniformes inflados…

las medallas sin leyenda…

los hombres huecos…

los cuerpos de serrín…

el poeta doméstico y retórico,

la exégesis farisaica,

el verso vano…

LEÓN FELIPE

(Nueva antología rota)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: