HAY UN DIOS LOCO SUELTO

Dreamstime

Traemos a este blog un poema de JUAN MONENTE, quien nos ofrece unas pinceladas de la paradoja en la que se mueve el ser humano.

ES CIEGO

Hay un dios loco suelto.

Va dando mandobles a diestra y siniestra.

Hoy me alcanza a mí; mañana a ti.

Hoy hiere en el cuello, en la sien.

Acierta al corazón.

Hay un dios loco suelto.

Es perverso. Es divino.

Me persigue corriendo

Me alcanza. Me atrapa.

¡Qué locura!

¡Cuánto dolor!

¡Cuánto placer!

Hace sangre

Duele profundo.

Llega dentro.

No, no quiero.

Pero, ¿quién se resiste?

¿Quién no se deja herir por espada tan suave,

por punzada tan grave,

por dolor tan hondo, por placer tan tierno?

¡No! aleja de mi tus garras.

Calla ya: no me persigas.

No me hieras.

No me quieras

Hay un dios loco suelto.

Todos lo han visto.

Si me alcanza, me mata.

Si se aleja, me muero.

No, no es un juego.

Es muerte.

Es vida.

Es porfía.

Juega; se ríe; persigue.

Es malo. Es tierno. Es ciego.

Es el dios … Cupido.

Hay un dios loco suelto.

¡¡Encerradlo!!

Camisa de fuerza.

No es divino: es perverso.

No es bello: es feo.

Lo quiero

JUAN MONENTE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: