Soledad en tiempo de reclusión

Soledad

Soledad es tener las manos en una enredadera.
Soledad es la muerte presentida, el día diáfano y la luna suplicante.
Soledad es la verdad de no poder dar un abrazo.
Es el sino de las estrellas que rompen los mares distinguidos.
Soledad es esta vida, en que esperas a una madre que no vuelve.
Soledad es prístina abertura en una garganta, es cieno encendido y
caballo derramado.
Soledad es un espejo que rompo con la lanza del nombre; es cielo compartido…
Soledad es muerte, sombra en la sombra, oscuro día del presentimiento.
Soledad es la marcha del padre ausente, es locura de una hoguera apagada.
Soledad es imagen, cierto tiempo, entera y sombría sonrisa de la mujer amada…
Soledad es recuerdo, memoria, tiempo excluido… porque me siento sola
en esta ciudad, en este abismo de asfalto en que vivimos…
Soledad.
Soledad.
Soledad.
Soledad en tiempo de reclusión, en tiempo de guerra…
Soledad.

Silvia B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: